Costillas glaseadas con cerveza Stout

Publicado el : 03/12/2019 11:30:59
Categorías : Maridaje y recetas de cerveza

Costillas glaseadas con cerveza Stout

Una cerveza artesana negra de sabor tostado y amargo, puede ser un ingrediente fantástico para disfrutar de un buen costillar glaseado con mimo, que acompañado con unas patatas crujientes hará las delicias de los más cerveceros en un día invernal.

El costillar glaseado con cerveza es una receta fácil y rápida de hacer, pues en este caso cocinamos en olla exprés rápidamente sin tener nada que envidiar a las elaboradas costillas cocinadas en hornos durante horas y horas. 

Elige la cerveza negra que más te guste para este plato, nosotros aconsejamos utilizar uno de los botellines obtenidos tras elaborar cerveza artesana con el Kit Todo Grano Dougall’s de Cervezanía, pues además de estar deliciosa, con esta cerveza elaborada por ti mismo conseguirás una receta 100% personalizada.

Ingredientes (4 comensales)

2 kg costillar de cerdo

330 ml de cerveza Session Stout Dougall's

200 ml de agua

1 cucharada pequeña de canela

1 cucharada pequeña de jengibre molido

4 cucharadas grandes de azúcar moreno

Pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

Sal fina

Sal maldon

Elaboración

Saca el costillar del frigorífico media hora antes de cocinarlo para que se atempere, corta las costillas y salpimenta al gusto.

Pon en una olla exprés un chorrito de aceite de oliva virgen extra y marca las costillas en todo su contorno dorándolas bien, a fuego fuerte, después retíralas y reserva.

Acto seguido, pon a fuego medio, agrega un poco más de aceite, y cuando baje la temperatura añade la cerveza poco a poco, cuando empiece a hervir reduce el fuego al mínimo, espolvorea la canela y el jengibre, añade el azúcar moreno y sal fina. Deja cocer hasta que la salsa empiece a espesar.

Finalmente reincorpora las costillas a la olla, añade el agua y cierra la olla, cuenta 15 minutos hasta que se glasee con la cerveza Stout reducida y caramelizada.

Abre la olla cuando sea seguro y haya descendido la presión, y si es necesario reduce la salsa con la olla abierta para que el glaseado quede a tu gusto. 

Sirve las costillas bañándolas en el jugo de cerveza y termina de emplatar con un poco de sal maldon.

Ya solo resta una cosa: disfrutar de las estas excelentes costillas glaseadas con Stout sirviéndolas como más te guste, patatas fritas, verduras, ensalada, puré ¡todo le queda bien a estas suculentas costillas!